El valor prográmatico de la santidad. Una clave hermenéutica del Concilio Vaticano II, a 40 años de distancia

Sumario: I. Profundización de la definición de la Iglesia: la constitución dogmática Lumen gentium: 1. La llamada universal a la santidad en los orígenes y en la estructura de la Iglesia (LG 1-38). 2. El capítulo V: vocación universal a la santidad en la Iglesia (LG 39-42). 3. El fin de la llamada o consumación de la santidad (LG 48-69) - II. La Renovación de la Iglesia: la const. Sacrosanctum concilium y los decretos sobre los fieles cristianos: 1. La renovación de la liturgia. 2. La renovación como santificación interior. 3. La renovación de las disciplinas teológicas - III. La unidad de los cristianos: el decreto Unitatis redintegratio - IV. El diálogo de la Iglesia con el mundo actual: la constitución pastoral Gaudium et spes - V. Conclusiones

Estas páginas pretenden evidenciar la continuidad existente entre el corazón de las finalidades del Concilio Vaticano II –la promoción de la santidad– y los documentos que más directamente responden a las cuatro fines señalados por Pablo VI en discurso de apertura de la segunda sesión (29.IX.1963): la profundización de la definición de la Iglesia, su renovación, el restablecimiento de la unidad de todos los cristianos, y el diálogo con el hombre actual. Si la promoción de la santidad de la Iglesia y de sus fieles debía animar la redacción de los diversos documentos conciliares, entonces la llamada universal a la santidad se constituye en clave hermenéutica fundamental de todo el magisterio conciliar. El estudio de esta doctrina en el Vaticano II no puede, por tanto, limitarse al capítulo Quinto de la Const. dog. Lumen gentim, pues está latente en los demás textos conciliares dándoles vida y sentido.

This article intends to demonstrate the continuity between the inner purpose of the Second Vatican Council –the promotion of holiness– and Church documents which respond most directly to the four goals indicated by Pope Paul VI during his address at the opening of the second session of the Council (on September 29,1963): providing a more profound definition of the Church; its renewal; restoring the unity of all Christians; and dialogue with the men of this age. And since the promotion of holiness inspired the different Council documents, the universal call to holiness may be considered as the hermeneutic key of whole Council’s teaching. The study of this doctrine cannot be limited to Chapter five of Dogmatic Constitution Lumen gentium, because it enlivens and gives meaning to many other Council texts.